Artrosis de Rodilla. Sintomatología y Tratamiento.

Artrosis de Rodilla. Sintomatología y Tratamiento.

El cartílago es una almohadilla que recubre las articulaciones facilitando la fricción y absorbiendo el impacto que se genera. La artrosis de rodilla o gonartrosis es una patología muy prevalente en las consultas de traumatología y se produce por el desgaste del cartílago que recubre la articulación y que ocasiona un mal funcionamiento del mismo. Este desgaste puede ser generalizado en toda la rodilla o localizado en una parte de ella, siendo la sintomatología parecida en ambos casos. Este problema conlleva una pérdida progresiva de la calidad de vida de la persona, que muchas veces tiene que modificar sus rutinas debido a las limitaciones que asocia esta patología.

Los síntomas fundamentales de esta patología son dolor, rigidez articular, deformidad articular y limitación funcional:

  • El dolor es uno de los primeros síntomas que se manifiestan y se va instaurando de forma progresiva a medida que la articulación se va degenerando. La aparición suele ser cíclica con periodos libres de dolor y épocas con más dolor o periodos de crisis, que se asocian a procesos inflamatorios de la articulación. Inicialmente se debe tratar con analgésicos, dejando los antiinflamatorios para los episodios de crisis agudas. Cuando los tratamientos orales no son efectivos se pueden tratar con infiltraciones articulares (corticoesteroides, ácido hialurónica, PRP…).
  • La rigidez es otro síntoma asociado a la artrosis de rodilla. Se caracteriza por dificultad en la movilidad de la rodilla después de periodos de inactividad, como puede ser al levantarse de una silla o por la mañana al levantarse de la cama. Estos síntomas en fases prematuras desaparecen después de un breve periodo de la actividad, como si la articulación precisara de un calentamiento previo a la actividad, pero puede volver aparecer si realizamos actividades largas. En fases avanzadas la rigidez se siente de manera constante.
  • En situaciones donde el desgaste de la rodilla se produce de manera asimétrica, siendo el desgaste mayor en una zona de la rodilla que en otra se puede dar deformidad articular. En estos casos se aprecia una desviación de la rodilla y un arqueamiento de la pierna (genu varo) o una disposición en “X” de las piernas (genu valgo).
  • La limitación funcional implica tanto una limitación del rango de movimiento de la rodilla, impidiendo realizar actividades como ponerse de cuclillas, como una disminución progresiva del perímetro de la marcha. Esto puede condicionar la disminución de la actividad diaria y el abandono de rutinas y otras actividades.

La instauración de estos síntomas se va produciendo de manera progresiva a medida que la articulación va sufriendo una mayor degeneración del cartílago. El paciente notará mayor rigidez, limitación de la movilidad, dolor a menor distancia de caminar o de mayor intensidad que finalmente ya no puede calmar con analgésicos habituales.

Causas y Como Puedo Mejorar

Hay un determinado grupo de factores que favorecen la aparición de artrosis en la rodilla:

  • Exceso de peso
  • Antecedentes de lesión en la rodilla ya sean traumáticos, cirugías previas o enfermedades propias del cartílago de la rodilla
  • Sexo femenino
  • Enfermedades reumáticas
  • Deporte de élite o trabajos con fuerte carga en las rodillas ya sea por cargar peso como por trabajar de cuclillas.

Las únicas variables que se han demostrado eficaces en frenar la evolución de la artrosis son el control y disminución de peso y la actividad física moderada. El cartílago recibe todas las cargas del cuerpo y si disminuimos el peso corporal, ese cartílago que se encuentra degenerado tendrá que soportar menos cargas, mejorando así la sintomatología. Se ha descrito que un descenso del 10% del peso corporal puede mejorar el dolor de rodilla cerca de un 50%. Respecto a la actividad física moderada se produce una mejoría del tono muscular. Esto favorece la estabilidad de la articulación y que la rótula y el aparato extensor de la rodilla trabaje correctamente. Se recomiendan actividades que no haya impacto excesivo como caminar, trekking (según nivel), ejercicios en piscina, bicicleta o clases dirigidas adaptadas a edad y condición física.

Tratamiento

Tanto los tratamientos orales como intraarticulares de colágeno y/o ácido hialurónico deben ir orientados a la mejora de la sintomatología, siendo efectivos sobretodo en fases iniciales de la artrosis. Estos tratamientos no tienen capacidad de regeneración del cartílago, ya que este es un tejido que no tiene capacidad de regeneración. Se consideran complementos al tratamiento sin evidencia clara de su eficacia, pero que en ocasiones puede ayudar a mejorar la sintomatología.

Cuando no podemos controlar los síntomas con analgésicos estándar e infiltraciones articulares y la calidad de vida del paciente se ve deteriorada es el momento de plantearse la intervención quirúrgica. La intervención a realizar puede variar en función de la causa y la edad en que se da:

    • Osteotomía: En edades más jóvenes con una deformidad de las piernas y artrosis monocompartimental la indicación puede ser una osteotomía, con la intención de alinear la extremidad y alargar la vida de la rodilla.
  • Prótesis rodilla. En caso de una edad más avanzada se recomendara una prótesis de rodilla, que en función del tipo de artrosis puede ser, unicompartimental si la artrosis afecta solo a una zona de la rodilla o prótesis total si afecta a 2 o 3 compartimentos de la rodilla. Se trata de una cirugía con buenos resultados a corta y largo plazo. Requiere de una rehabilitación postoperatoria correcta i intensiva y de unas expectativas de resultado realistas que su especialista le debe explicar antes de la cirugía.

Author Info

Administrador

No Comments

Post a Comment

He leído y acepto la Política de Privacidad


Las cookies técnicas son estrictamente necesarias para que nuestra página web funcione y puedas navegar por la misma. Este tipo de cookies son las que, por ejemplo, nos permiten identificarte, darte acceso a determinadas partes restringidas de la página si fuese necesario, o recordar diferentes opciones o servicios ya seleccionados por ti, como tus preferencias de privacidad. Por ello, están activadas por defecto, no siendo necesaria tu autorización al respecto. A través de la configuración de tu navegador, puedes bloquear o alertar de la presencia de este tipo de cookies, si bien dicho bloqueo afectará al correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.


Las cookies de análisis nos permiten estudiar la navegación de los usuarios de nuestra página web en general (por ejemplo, qué secciones de la página son las más visitadas, qué servicios se usan más y si funcionan correctamente, etc.). A partir de la información estadística sobre la navegación en nuestra página web, podemos mejorar tanto el propio funcionamiento de la página como los distintos servicios que ofrece. Por tanto, estas cookies no tienen una finalidad publicitaria, sino que únicamente sirven para que nuestra página web funcione mejor, adaptándose a nuestros usuarios en general. Activándolas contribuirás a dicha mejora continua. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


Las cookies de funcionalidad nos permiten recordar tus preferencias, para personalizar a tu medida determinadas características y opciones generales de nuestra página web, cada vez que accedas a la misma (por ejemplo, el idioma en que se te presenta la información, las secciones marcadas como favoritas, tu tipo de navegador, etc.). Por tanto, este tipo de cookies no tienen una finalidad publicitaria, sino que activándolas mejorarás la funcionalidad de la página web (por ejemplo, adaptándose a tu tipo de navegador) y la personalización de la misma en base a tus preferencias (por ejemplo, presentando la información en el idioma que hayas escogido en anteriores ocasiones), lo cual contribuirá a la facilidad, usabilidad y comodidad de nuestra página durante tu navegación. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


Las cookies de publicidad nos permiten la gestión de los espacios publicitarios incluidos en nuestra página web en base a criterios como el contenido mostrado o la frecuencia en la que se muestran los anuncios. Así por ejemplo, si se te ha mostrado varias veces un mismo anuncio en nuestra página web, y no has mostrado un interés personal haciendo clic sobre él, este no volverá a aparecer. En resumen, activando este tipo de cookies, la publicidad mostrada en nuestra página web será más útil y diversa, y menos repetitiva. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


Las cookies de publicidad comportamental nos permiten obtener información basada en la observación de tus hábitos y comportamientos de navegación en la web, a fin de poder mostrarte contenidos publicitarios que se ajusten mejor a tus gustos e intereses personales. Para que lo entiendas de manera muy sencilla, te pondremos un ejemplo ficticio: si tus últimas búsquedas en la web estuviesen relacionadas con literatura de suspense, te mostraríamos publicidad sobre libros de suspense. Por tanto, activando este tipo de cookies, la publicidad que te mostremos en nuestra página web no será genérica, sino que estará orientada a tus búsquedas, gustos e intereses, ajustándose por tanto exclusivamente a ti. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.
Para que lo entiendas de manera muy sencilla, te pondremos un ejemplo ficticio: si tus últimas búsquedas en la web estuviesen relacionadas con literatura de suspense, te mostraríamos publicidad sobre libros de suspense. Por tanto, activando este tipo de cookies, la publicidad que te mostremos en nuestra página web no será genérica, sino que estará orientada a tus búsquedas, gustos e intereses, ajustándose por tanto exclusivamente a ti. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.

GUARDAR

TRAUMA ADVANCE utiliza cookies propias y de terceros para el buen funcionamiento de nuestra página web y para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información. Puede aceptar todas las cookies pulsando el botón "ACEPTAR", o configurarlas o rechazarlas pulsando el botón "CONFIGURACIÓN DE COOKIES".