Prótesis Codo

La sustitución de la articulación del codo por un implante. Las indicaciones más frecuentes son las enfermedades sistémicas inflamatorias, las secuelas de traumatismos y la artrosis de codo. A nivel del codo también pueden haber prótesis parciales, o prótesis de cabeza de radio para fracturas.

Artrosis de codo

La artrosis del codo puede aparecer tras un traumatismo o de causa degenerativa.

La perdida de la normal función del codo se percibe con clínica de dolor así como con una perdida de la función, que se refleja en una disminución del balance articular.

En el codo es especialmente importante conseguir una buena función sobretodo en flexión, ya que la limitación en este movimiento se percibe como una imposibilidad de poder utilizar la mano para actividades de la vida diaria tal y como son: comer, lavarse la cara, peinarse, etc.

El proceso degenerativo del codo sigue un curso evolutivo que, a través de su especialista en cirugía de codo le indicará cual es el momento de realizar la intervención, ya que las opciones quirúrgicas que se pueden ofrecer van a depender de la fase de degeneración articular en la que se encuentre, que van desde la opción más conservadora a la opción más completa.