Artroplastia o Cirugía Protésica

La cirugía protésica o de artroplastia consiste en la sustitución de una articulación dañada y dolorosa por una articulación artificial. La causa más frecuente de dolor y deformidad articular es la artrosis (degeneración del cartílago en mayor o menor grado) pero también se puede presentar en enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide, en otros procesos como la necrosis avascular (falta de aporte sanguíneo al hueso) problemas congénitos como la displasia o secuelas de enfermedad de Perthes, o también  después de traumatismos, ya sea de forma aguda o por degeneración postraumática.

  • Prótesis Total de cadera 
Consiste en la sustitución de la articulación de la cadera por un implante. 
Existen diferentes sistemas de fijación de la prótesis al hueso del paciente y diferentes pares de fricción (superficies en contacto para el movimiento).  La elección del implante se hace e base a la experiencia científica para cada tipo de paciente y no es tan importante como la correcta colocación de la prótesis.
  • Prótesis Total de Rodilla 
Sustitución de la articulación de la rodilla por un implante. La mayoría de casos fijadas al hueso del paciente mediante cemento (PMMA).
Existen prótesis de rodilla para casos especiales en los que sólo está afectado un compartimento de la rodilla, son prótesis unicompartimentales.
  • Prótesis de hombro 
Sustitución de la articulación de hombro por un implante. Pude sustituirse las dos superficies de la articulación (total) o sólo una (hemi prótesis). Existen opciones de prótesis de recubrimiento que respetan más el hueso del paciente y modelos especiales para la artropatía secundaria a la patología del manguito de los rotadores o para tratamiento de fracturas.
  • Prótesis de codo. La sustitución de la articulación del codo por un implante. Las indicaciones más frecuentes son las enfermedades sistémicas inflamatorias y las secuelas de traumatismos.
  • Otras prótesis 
De forma menos frecuente se implantan prótesis en otras articulaciones como en el tobillo o en la mano.
  • Cirugía de Revisión de Prótesis 
En ocasiones una prótesis de cualquier articulación pude necesitar un recambio. 
La labor fundamental es conocer la causa de que la prótesis no funcione bien. 
La cirugía de revisión es de mayor complejidad que la cirugía primaria y requiere de un equipo experto.

Si requiere tratamiento quirúrgico, se pondrá a su alcance toda la tecnología y capacidad de innovación.

Realizamos una valoración completa de todas las opciones terapéuticas para ofrecer el tratamiento más adecuado.

Tipos de prótesis

En la mayoría de casos se trata de pacientes de edad por lo que lo más conveniente es que puedan movilizarse de forma precoz. Para ello el tratamiento quirúrgico es de elección ya sea estabilizando la fractura mediante clavos o placas y tornillos o sustituyendo la parte afectada del fémur por una prótesis.

  • Prótesis de cadera: El recambio total de cadera o artroplastia es un procedimiento quirúrgico por el que las partes lesionadas de la articulación son retiradas y reemplazadas por otras nuevas artificiales.
  • 

Prótesis cementadas: El implante se fija al hueso  existente con un material de fijación, un cemento especial (PMMA). Su principal indicación es en aquellos pacientes con una mala calidad ósea que pueda predecir una falta de integración de un componente no cementado.
  • Prótesis no cementadas: Se basa en un proceso de fijación biológica. Esto significa que presentan una superficie porosa que permite al hueso crecer entre los poros y mantener la estabilidad del implante. Muchos implantes tienen un recubrimiento con componentes osteoconductores (hidroxiapatita) para favorecer la integración.
  • Prótesis híbrida
: Combinación de un componente de la prótesis fijado con cemento y otro no. Lo más frecuente es que el componente cementado sea el componente femoral.