SÍNDROME FEMORAPATELAR O DOLOR ANTERIOR DE RODILLA. CAUSA Y CONSECUENCIA

SÍNDROME FEMORAPATELAR O DOLOR ANTERIOR DE RODILLA. CAUSA Y CONSECUENCIA.

Dr. David Mateu.

El dolor de rodilla es una causa frecuente de consulta al especialista. La rodilla es una articulación de carga que esta compuesta por el fémur, la tibia y la rotula. El fémur y la tibia se articulan entre ellos danto lugar a la articulación femorotibial y el fémur y la rótula o patela dan lugar a la articulación femoropatelar (Fig 1)

Una entidad propia es el dolor anterior de la rodilla o síndrome femoropatelar. Se define como dolor femoropatelar aquel que se desencadena en la región anterior de la rodilla cuando existe máxima presión de la rótula sobre el fémur. Esta máxima presión se produce cuando hay una contracción del cuádriceps en flexión de rodilla. Esto nos explicaría la clínica típica de este síndrome, con dolor sobretodo al bajar escaleras o pendientes, permanecer sentado con flexión de rodilla mantenida (conducir, por ejemplo), o ponerse de cuclillas.
Este dolor puede tener u origen primario o secundario.

La causa primaria se trata de problemas en dicha región de la articulación que condiciona un dolor ocasionado por la patología en sí. Generalmente las causas de origen primario son por patología en el cartílago de la rótula o del fémur. Podría ser una úlcera condral, edema condral, artrosis de la articulación femoropatelar, etc…

Las causas secundarias son debidas a un dolor anterior sin una patología propia en esta articulación. El motivo del exceso de presión a nivel de una región de la rotula puede ser debido por una alteración de la anatomía, ya sea por una lateralización de la rotula, una inclinación rotuliana, o por una desaxación de la extremidad, generalmente genu valgo o piernas en forma de “X”.

El dolor femoropatelar también puede ser consecuencia de una hipotrofia muscular como consecuencia de otra lesión en la extremidad que ha ocasionado una disminución de la actividad física y por tanto una disminución de la fuerza muscular. Esto puede estar condicionado también por alteraciones anatómicas de base.

Diagnóstico

El examen físico y la exploración nos pondrán de manifiesto si se trata de un dolor anterior de rodilla, una disminución de la fuerza y del volumen muscular, o posibles variantes anatómicas que predispongan a este tipo de lesiones.

La radiografía en sus diferentes proyecciones nos ayudará a valorar artrosis o las diferentes variantes anatómicas.

La tomografía de ejes de extremidades inferiores puede ser de utilidad en el caso de alteraciones anatómicas para planificar una cirugía si fuese necesario.
La resonancia magnética es una prueba complementaria que nos pueden ayudar a profundizar en el diagnóstico de lesiones de cartílago.

Tratamiento

El primer tratamiento, sea cual sea el motivo, se trata de potenciar la musculatura de cuádriceps para disminuir las fuerzas de presión sobre la rotula, ya que la mayor atrofia se ocasiona en el vasto medial. También potenciar isquiotibiales que aumenta la rotación interna tibial y ayuda a recentrar la rótula.

En caso de lesiones primaria de cartílago se puede actuar directamente sobre la lesión mediante tratamiento artroscópico en caso de lesiones focales o mediante prótesis en casos seleccionados de artrosis extensa de toda al articulación femorapatelar.

Si se trata de una variante de la anatomía se actúa directamente sobre dicha alteración. Si se trata de una lateralización del tendón rotuliano, este se desplaza para centrarlo en la articulación. Si la rotula trabaja alta se desciende la inserción del tendón rotuliano, intentando reconstruir la anatomía.

Author Info

Administrador

Administrador

No Comments

Post a Comment

He leído y acepto la Política de Privacidad