Prótesis de cadera. Tipos y complicaciones.

La cirugía de prótesis total de cadera (PTC) consiste en la sustitución de la articulación de la cadera por un implante. Consta de un componente femoral o vástago y de un componente acetabular o cotilo. Ambos componentes se articulan con una cabeza aplicada al vástago y un inserto en el cotilo.

Según el sistema de fijación del implante al hueso las prótesis serán cementadas (fijadas con metilmetacrilato), no cementadas o biológicas o híbridas (un componente cementado y otro no). La decisión del sistema de fijación varía a criterio del cirujano y existen excelentes resultados con ambas técnicas. Nuestro criterio es en relación a la calidad ósea, en general a nivel femoral utilizamos implantes no cementados en hombres hasta los 75 años y en mujeres hasta los 70 mientras que a nivel acetabular solemos utilizar implantes no cementados en la mayoría de casos.

Existen países como Estados Unidos donde casi todos los implantes son no cementados y otros como Reino Unido con mayoría de casos cementados independientemente de la edad o calidad ósea del paciente.

Otra diferencia importante a conocer es el par de fricción. Se refiere a los materiales que van a contactar durante la movilidad de la cadera. Quizás aquí es donde más se ha avanzado en la mejora de las superficies de roce ya sea metal, cerámica o polietileno.

El par de fricción con más experiencia es el metal/polietileno. Actualmente los polietilenos están mejor fabricados, son más resistentes al desgaste (haces altamente entrecruzados) y algunos incluyen antioxidantes como vitamina E para alargar su duración. Sus problemas a largo plazo son conocidos y detectables precozmente .

El par de fricción cerámica/cerámica también tiene una larga experiencia pero los problemas que presentaron algunos implantes hace años (ruidos o rupturas de material) así como su precio hace que no sea de uso generalizado. Parece ser el par de fricción con menor desgaste pero es menos tolerante a errores de técnica quirúrgica.

El par de fricción cerámica/polietileno sería una combinación de los anteriores y es una buena opción.

El par de fricción metal/metal con un buen implante y una técnica perfecta hay buenos resultados pero en la actualidad la mayoría de corrientes científicas desaconseja su uso por la gravedad de problemas que han surgido con prótesis implantadas en las últimas décadas.

En nuestra opinión el factor más importante para el correcto funcionamiento de una prótesis así como para una duración superior  a diez-quince años, es su correcta implantación. Es difícil demostrar si determinadas actividades deportivas pueden alterar la duración de la prótesis pero lo recomendable sería evitar deportes de impacto.

La complicación más grave es la infección que puede presentarse de forma aguda, en el post operatorio inmediato o al cabo de años por una infección en otra región del organismo, y la infección crónica que no tiene una sintomatología explícita pero puede ser causa de una prótesis dolorosa o del aflojamiento de la misma.

La otra complicación temida es la luxación o dislocación. La causa más frecuente suele ser la mala orientación de los componentes aunque hay otras causa  como traumatismos, problemas neurológicos o el desgaste de los componentes entre otras.

Creemos que el paciente ha de estar informado de las diferentes opciones, de los pros y de los contras pero la decisión del implante ha de ser responsabilidad del cirujano ortopédico. El paciente puede escoger el cirujano.

Author Info

Administrador

Administrador

No Comments

Post a Comment

He leído y acepto la Política de Privacidad