Comprender el dolor del hombro en los deportes de raqueta (tenis, pádel, …)

El dolor en el hombro durante la actividad deportiva en la que es necesario elevar la mano y el brazo por encima de la cabeza, es relativamente frecuente y difícil de tratar, por diferentes razones:

  1. El origen es incierto. No suele existir un traumatismo inicial, sino que es causa de un mecanismo de sobreutilización.
  2. Una gran variedad de condiciones pueden provocarlo, pero la causa concreta puede ser difícil de diagnosticar.
  3. El tratamiento no quirúrgico es un reto para fisioterapeutas especializados.

Biomecánica del lanzamiento.
En el momento del impacto de la raqueta con la pelota están implicados grupos musculares de las extremidades inferiores, abdomen, tronco y la parte más distal de las extremidades superiores, para conseguir transmitir la máxima potencia de aceleración en el momento del impacto. Este movimiento coordinado se ha conocido con el nombre de “cadena cinética del lanzamiento”.

El deportista necesita de un rango de movimiento extremo de su hombro, que le asista para alcanzar la máxima potencia de aceleración en el momento del impacto, pero a la vez también es necesario que exista una estabilidad suficiente a nivel articular para prevenir la aparición de lesiones por las enormes fuerzas generadas durante este movimiento.

Adaptaciones anatómicas.
El hombro del deportista sufre una serie de adaptaciones en respuesta a las fuerzas que debe soportar:

  1. Aumento de la musculatura del brazo dominante.
  2. Inclinación anterior de la escápula.
  3. Asimetría de hombros.
  4. Aumento de la rotación externa del hombro.

Aproximación diagnóstica y pruebas complementarias de imagen.
La evaluación inicial incluye:

  1. Análisis en profundidad de la historia de aparición del dolor.
  2. Examen físico:
    1. Inspección.
    2. Rango de movimiento y potencia muscular.
    3. Examen neuro-vascular y cervical.

Pruebas de imagen:

  1. Radiografías.
  2. La resonancia magnética y/o la artroresonancia presentan mayor sensibilidad y especificidad para el diagnóstico de lesiones del labrum y lesiones parciales del manguito.

Lesiones más comunes:
Déficit de rotación glenohumeral interna.
Una vez se ha producido el impacto de la raqueta con la pelota, comienza una fase de desaceleración en la que la cápsula posterior de la articulación del hombro se tensa para frenar el movimiento. La repetición de este fenómeno provoca contracturas de la cápsula posterior, que acaba por perder su elasticidad normal. Típicamente estos deportistas presentan un exceso de rotación externa y un déficit de rotación interna.
El tratamiento con mayor porcentaje de éxito (90%) consiste en la realización de ejercicios dirigidos para recuperar la elasticidad de la cápsula posterior.

SLAP.
En esta lesión se produce una rotura o arrancamiento de la inserción de la porción larga del bíceps en el borde superior de la glenoides y el labrum y se trata de una de las lesiones más frecuentes en estos deportistas. Se caracteriza por una disminución de la potencia y dolor profundo en el hombro.
Se recomienda comenzar con un tratamiento no quirúrgico de la lesión y proceder a la reparación quirúrgica si persiste la sintomatología a pesar de la fisioterapia. El tratamiento quirúrgico consiste en la reparación artroscópica de la rotura.

Lesiones de manguito.
El grado de lesión es variable, pasando desde la inflamación o tendinitis, a las roturas parciales y con menor frecuencia roturas completas.
Si bien las tendinitis y roturas parciales pueden recuperarse con un tratamiento rehabilitador más o menos prolongado, las roturas completas suelen requerir de la reparación artroscópica de la lesión.
Cuanto mayor es la complejidad de la lesión, menor es la tasa de pacientes que logran volver al nivel competitivo previo a la lesión.

Disquinesia escápulo-torácica.
Se trata de una asimetría escapular del brazo del lanzador respecto al contralateral, en la que éste se encuentra ligeramente inferior y anterior y presenta una musculatura más desarrollada. La alteración de la posición de la escápula se acompaña de una alteración en la mecánica del movimiento del hombro, que produce dolor.
El tratamiento por excelencia es la fisioterapia dirigida enfatizando la reeducación de la coordinación de la musculatura periescapular.

Inestabilidad y laxitud.
Una de las teorías más prevalentes sobre la causa del dolor del hombro en estos deportistas es que puede producirse una laxitud ligamentosa excesiva secundaria a la sobreutilización, que conduce a una inestabilidad, por lo que es necesario investigar la presencia de lesiones estructurales articulares.
Inicialmente el tratamiento recomendado es no quirúrgico, aunque si éste no es efectivo y si existen lesiones estructurales, está indicado el tratamiento quirúrgico artroscópico.

Author Info

Administrador

Administrador

No Comments

Post a Comment

He leído y acepto la Política de Privacidad